Categories
Innovación

10 ideas para apostarle a la sostenibilidad ambiental

Salud, calidad de vida, recursos naturales disponibles, hacia allá apunta todo este movimiento verde o sostenible, como también se le conoce. Y es que no se trata de un asunto nuevo, mucho se ha hablado de él, aunque en ocasiones pareciera más un tema de moda que una decisión para ejecutar colectivamente y salvaguardar el medio ambiente.

Está claro que en términos de sostenibilidad ambiental las ventajas abarcan desde la salud humana hasta la economía regional, local y mundial, pero ¿qué pasa que aún falta conciencia? El reloj sigue avanzando y el medio ambiente se agota, hay mucho por hacer y poco tiempo, si se quiere mitigar el impacto. Duele que aún buena parte del mundo siga creyendo que se trata de un juego.

Eso de ser sostenible o verde va mucho más allá de asignarle un color. Hace ya más de una década, en la ONU, el concepto de sostenibilidad se definió como la “satisfacción de las necesidades de la generación actual, sin comprometer la capacidad para satisfacer las necesidades de las generaciones futuras”. En otras palabras, se trata de cuidar lo que hoy se tiene, aprovecharlo sin abusar, para que quienes vienen más adelante, también puedan disfrutarlo.

Así las cosas, aquí 10 ideas de cómo apostarle a la movilidad sostenible y al cuidado del medio ambiente en el entorno empresarial y del transporte.

  1. Más manejo digital. De entrada, la incorporación de nuevas tecnologías disminuye, notablemente, el consumo masivo de papel o, en algunos casos, se elimina completamente. Es el caso de las guías que, por ejemplo, al pasar a formatos digitales hacen una contribución importante al medio ambiente. Por otra parte, los ambientes digitales promueven nuevas formas de movilidad con el uso de aplicaciones que, mediante sistemas de transporte inteligente, optimizan los desplazamientos en tiempo y ruta.
  2. Movilidad eléctrica o a gas. Implementar el uso de este tipo de vehículos reduce, claramente, la huella de carbono, pues se sabe que los índices de contaminación del aire en las grandes ciudades ya son un problema de salud pública. Así mismo, su uso disminuye la contaminación acústica y atmosférica. El automóvil es el medio que más energía y espacio consume por persona transportada.
  3. Nuevas formas de circulación. Con el uso de sistemas inteligentes para la movilidad de las flotas vehiculares, la cantidad de carros rodando por las calles será menor, lo que se traduce en menor número de accidentes y mayor fluidez del transporte público, pues se calcula que el vehículo privado ocupa 50 veces más espacio. A través de la optimización de rutas habrá menos vehículos circulando, por lo tanto, menos desplazamientos y menos contaminación vehicular lo que reduce, considerablemente, la huella de carbono.
  4. La bicicleta, la aliada. El uso de este vehículo en trayectos cortos, por ejemplo, menos de cinco kilómetros, significa un ahorro aproximado de 1.206 toneladas de dióxido de carbono al año. Así mismo, a través del uso de aplicaciones que promueven los recorridos en bicicleta, esta forma de movilidad puede convertirse en un asunto colectivo donde los usuarios reportan sus trayectos para que otros se unan. ¡Una buena forma de incentivar el uso de la bici a los colaboradores de su empresa!
  5. Ahorro de energía. A través del uso de equipos de bajo consumo y su desconexión cuando no estén en funcionamiento. En este caso, la energía tipo LED es una opción amigable con el ambiente que, además de protegerlo, también es una alternativa de ahorro para el bolsillo.
  6. Rutas empresariales. Esta modalidad, ya implementada por algunas empresas, tiene como propósito movilizar, en un mismo vehículo, a sus empleados, lo que disminuye de manera significativa la cantidad de carros en las vías.
  7. Trabajar con empresas afines. En términos empresariales es claro que, crear una red de empresas es importante para el crecimiento, por lo tanto, hacer alianzas con aquellas que estén comprometidas con la sostenibilidad ambiental es clave. De esa manera, las prácticas colectivas estarán enmarcadas en el cuidado y preservación de entornos ambientales, a la vez que alientan a otras compañías a adoptar caminos similares.
  8. Compartir el carro. Promover este tipo de prácticas dentro de los colaboradores de las empresas es un asunto que algunas compañías ya han promovido, incluso, son premiadas dentro del ambiente laboral.
  9. Uso racional del papel. Hacerlo solo cuando sea necesario, pues los formatos digitales disminuyen su utilización. Sin embargo, en los casos que sea definitivo, la idea es usar el papel reciclado para extender su ciclo de vida. Por lo tanto, se sugiere dentro de las compañías establecer diferentes puntos de reciclaje y así, crear el hábito de su uso dentro de los colaboradores de las empresas.
  10. Compartir los objetos de la oficina. Así como se sugiere establecer puntos comunes para hacer uso del papel reciclado, existen otros elementos amigables con el ambiente como lápices, por ejemplo, que pueden usarse de manera racional a través de su uso compartido. La sugerencia es ser selectivos con la compra de este material, pues hay iniciativas que las producen para reducir el impacto con el medio ambiente.

En definitiva, son muchas las alternativas y los beneficios que vienen de la mano de la filosofía sostenible y para alcanzarlos, las acciones deberán realizarse de manera global, no aislada para mejorar así, la calidad del entorno. Finalmente, mientras se vuelve un hábito en la población, antes de usar transporte particular, vale la pena reflexionar si es necesario sacrificar el entorno y los recursos con los que contarán las próximas generaciones. Entonces, ¿cuál es el modelo de movilidad sostenible ideal? Aquel en el que los vehículos que menos energía consumen y menos emisiones produzcan, tengan todo el protagonismo en el entorno local, regional, nacional e internacional. La movilidad verde tendrá que convertirse en un asunto viral. Así que mientras eso ocurre, conoce lo que puede hacer Quick.

Categories
Innovación Logística

¿Es mejor la bicicleta o la moto como vehículo para movilizar tus envíos urbanos?

Si tu emprendimiento requiere envíos urbanos, seguramente has evaluado diversos factores para garantizar que los procesos se lleven a cabo de la mejor forma y que tus clientes siempre estén satisfechos. En la actualidad muchas ciudades ofrecen a sus habitantes varias facilidades para movilizarse en distintos medios de transporte, como ciclovías para que las personas puedan movilizarse con bicicletas o scooters, una forma sostenible y ecológica de llegar a ciertos lugares. 

¿Necesitas del envío de productos en zonas urbanas? Tienes muchas opciones para hacerlo, sin embargo las más populares son la bicicleta y la moto. Aquí algunos aspectos que debes tomar en cuenta para tomar la mejor decisión: 

  1. Rutas empinadas: Muchas ciudades tienen zonas conformadas por subidas y colinas que pueden dificultar a alguien en bicicleta llegar a tiempo. En estos casos el mejor vehículo sería una moto. Evalúa bien las zonas en donde se moverá tu producto y cuáles puedes llegar con los vehículos disponibles. 
  2. Tamaño de la ciudad: las distancias son un factor fundamental a la hora de elegir el mejor vehículo para hacer tus entregas.  No solo por el tiempo que tomará hacer llegar el producto a tus clientes, sino por el bienestar de los transportistas. 
  3. Cantidad de entregas cercanas: en las primeras etapas de tu emprendimiento, puede ser que las compras sean en zonas cercanas. si las entregas cercanas son mayores, puedes contar con una bicicleta para hacerlas y dejar la moto para aquellas que sean en zonas más lejanas. 
  4. Ecología: contar con un medio de transporte que sea amigable con el medio ambiente no solo es positivo para el planeta, sino también para tu negocio. Muchas personas optan por preferir negocios que respeten las sostenibilidad y la ecología, eligiendo productos libres de crueldad animal, envueltos en papel reciclado o entregados en vehículos más ecológicos como carros eléctricos o bicicletas.
  5. Costos: evidentemente mantener una bicicleta es mucho menos costoso que mantener una moto. Evalúa tu presupuesto y define si cuentas con los medios para pagar los repuestos y servicios del vehículo que quieres utilizar. Es un factor muy importante ya que tu negocio no puede darse el lujo de tener vehículos con fallas que retrasen las entregas. 

Como ves la decisión entre una bicicleta o una moto para los envíos urbanos de tu emprendimiento está atada a varios factores, siendo los más importantes las distancias a recorrer y los costos de operación y mantenimiento. Una vez que hayas analizado muy bien estas variables, podrás tomar la mejor decisión y darle a tus clientes el mejor trato. Contar con un servicio de logística conformado por profesionales y expertos en transporte y entregas es vital para que tu emprendimiento no encuentre obstáculos en su camino hacia el éxito. Conoce los servicios de entregas urbanas de Quick y descubre lo que puede hacer por tu negocio y el bienestar de tus clientes.

Categories
Innovación Logística

12 tendencias mundiales que están cambiando la mensajería urbana

La logística urbana sigue evolucionando, dándole a empresas y usuarios nuevas formas de envío y recepción. Cada día nacen nuevas tendencias que buscan el confort, rapidez y eficiencia en los procesos apoyándose en nuevas tecnologías y avances. Aquí te dejamos 12 nuevas tendencias que están cambiando la logística urbana alrededor del mundo: 

  1. Envíos sostenibles en España 

¿Sabías que Ikea anunció la puesta en marcha de un servicio de mensajería sostenible en sus tiendas urbanas de Goya y Serrano (Madrid)?. De esta manera, y en colaboración con Cleta, cooperativa especializada en mensajería ecológica a través del reparto en bicicleta, los clientes de estas tiendas ya pueden recibir directamente en sus domicilios y con cero emisiones aquellos productos que, comprados previamente en la tienda, no vean posible transportarlos por sí mismos. Conoce más aquí.

El compromiso con el medio ambiente es urgente y las grandes empresas lo saben, por eso están implementando cada vez más acciones ecológicas y sostenibles en sus estrategias que impliquen menos emisiones de CO2 y menos uso de papel. El uso de bicicletas es una de ellas.  

  1. Envíos con drones en China 

Amazon fue la primera que hace unos años avanzó con la posibilidad de enviar pedidos a sus compradores a través de drones. Sin embargo, sus rivales chinos de JD.com se adelantaron. 

Desde el año pasado, en algunas zonas del país, especialmente en regiones montañosas y remotas, la imagen de un dron de hélices transportando un paquete ya es algo habitual, y la marca, segunda principal del comercio electrónico tras la poderosa Alibaba, quiere expandir este transporte. Conoce más aquí. 

  1. Alianzas con el comercio electrónico en Colombia

La industria de mensajería y paquetería en Colombia viene creciendo a un ritmo acelerado, como lo reflejan los indicadores económicos. El mayor impulsor es el crecimiento del e-commerce, así como el aumento de la confianza de empresarios y consumidores en un 2% y 8,9% respectivamente.

El reto de las empresas logísticas es innovar y mantener la tecnología como la mejor aliada, con miras a hacer cada vez más eficientes los procesos logísticos. Y el éxito solo es posible si se comprenden las necesidades de los clientes y se adaptan los productos y servicios a sus necesidades.

Para esto existen nuevas soluciones de CRM que permiten gestionar las interacciones de los clientes, de forma sencilla y organizada. Además, atienden especialmente el mercado de comercio electrónico, gestionando procesos especiales que agregan valor tanto a la tienda online como al cliente final. 

  1. Crowdsourcing a nivel mundial 

Las empresas colaborativas llegaron para quedarse y es una tendencia mundial que sigue creciendo. Cada día nacen nuevas apps y emprendimientos que confían en los usuarios para realizar envíos, entregas como RUNER y transporte (Uber, InDriver, Beat, etc.). Son una forma de ofrecer nuevos empleos a una población que busca más independencia. Aunque los aspectos legales pueden ser polémicos en algunos países y la regulaciones deben ser aclaradas, no cabe duda que el futuro de la logística es colaborativo y basado en el crowdsourcing. 

  1. Robotización de los procesos 

Robots que colaborarán con los trabajadores en funciones de almacenamiento, abastecimiento, y descarga de  productos. Una de las empresas a la vanguardia en este campo es el gigante de las ventas en Internet, Amazon, que desde hace unos años dejó su logística en manos de unos robots que, desplazándose como cucarachas por los almacenes, son capaces de mover con alta precisión estanterías completas. 

  1. Inteligencia Artificial 

La incorporación de herramientas de inteligencia artificial y machine learning en los modelos de gestión de plataformas logísticas pueden mejorar la precisión del pronóstico de envíos hasta en un 90%, según el último análisis de Oliver Wyman, “Excelencia operativa en las redes logísticas”.

En opinión de la empresa, “el auge global del comercio electrónico ha generado millones de envíos a domicilio al día. Las empresas de paquetería están viviendo una época dorada con un crecimiento de dos dígitos, pero la escasez de mano de obra o los volúmenes volátiles de envíos han reducido la rentabilidad”.

  1. Aprovechamiento del Big data

La información será también utilizada para ofrecer los mejores servicios a los clientes. Y el Big data nos aporta una enorme cantidad de información de gran valor. Aprovechar cada dato para prestar un servicio más personalizado y mejorado es la base para una logística más humana y eficiente. 

  1. Uso de la Nube

El miedo a utilizar la nube para compartir información del proceso industrial se ha visto disminuido en los últimos años. Esta tecnología no solo reduce significativamente la cantidad de papel que se usa y desperdicia en los procesos logísticos, también supone más eficiencia y rapidez en los mismos. 

  1. Envíos sin errores 

Las empresas logísticas exitosas apuntarán siempre a entregar los productos correctos, en el tiempo exacto y en el lugar y con la documentación adecuada. Es cierto que el universo de usuarios crece exponencialmente, pero también es cierto que con tanta tecnología a la mano, la logística urbana debe apuntar a la excelencia haciendo uso de todas las tecnologías disponibles. 

  1. Última milla

La  última milla es el nombre que recibe el proceso final de entregar el pedido de una tienda online a su comprador. Y aquí es donde suelen aparecer los mayores problemas. Por eso, una de las tendencias actuales del sector logístico urbano es preocuparse por que este importante paso del proceso se lleve a cabo sin inconvenientes. 

  1. Campos magnéticos para evitar accidentes

Todo llegará a su tiempo y aún queda camino por delante, pero llegará el día que el error humano se evitará ya que todos los almacenes estarán a cargo de vehículos automáticos controlados a través de la nube. Mientras tanto ya se están desarrollando un tipo de complementos con campos magnéticos para detectar a personas que se acercan a las máquinas y evitar la colisión con peatones.

  1. Nuevas formas de estructurar palets

Una de las últimas tendencias son los robots que apilan palets unos dentro de otros para ahorrar espacio en el propio almacén. Su implementación no requiere de grandes instalaciones dentro de la cadena de suministro y funcionan con el uso de imágenes 3D para reconocer de forma totalmente autónoma una gran cantidad de tipos de palets.

Como ves, la logística urbana le da la bienvenida a nuevas tendencias y tecnologías para garantizar a los usuarios y empresas un servicio de alta calidad, al mismo tiempo que reduce costos y tiempos para el éxito de todos los involucrados. Contar con una empresa de envíos y domicilios responsable y eficiente es el primer paso para garantizar que la última milla se dará sin inconvenientes ni eventualidades. Conoce lo que Quick puede hacer por tus envíos urbanos con su servicio Express aquí. 

Categories
Innovación

7 consejos para lograr el equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal

Uno de los grandes enemigos de la productividad es el agotamiento. El conocido “Burn out” sucede cuando el estrés laboral y la rutina de trabajo nos consumen, dejándonos sin inspiración, creatividad, buen humor y capacidad de liderazgo efectivo. Lamentablemente este fenómeno es bastante frecuente, sobre todo en ambientes laborales con un ambiente retrógrado y sin flexibilidad. 

Para poder lograr ser productivos es esencial estar satisfechos con nuestro trabajo y “recargar baterías” para poder seguir haciéndolo con excelencia. 

Hoy queremos darte 5 consejos para encontrar el balance entre la vida laboral y persona sin morir en el intento: 

  1. Mantente en forma: llevar un estilo de vida saludable es la clave para encontrar un espacio de bienestar en nuestro día a día y un patrón de disciplina que nos puede ayudar en todos los aspectos. Tener una rutina de ejercicios 3 veces por semana y cumplir una dieta sana reduce los niveles de estrés, te da más seguridad, autoestima y energía para el día a día. Muchas veces por dejarnos consumir por el tiempo en la oficina, descuidamos nuestra alimentación, comiendo más comida chatarra y procesada que la que deberíamos. Estos productos afectarán tu bienestar físico, mental y emocional. 
  2. Resuelve tus problemas personales:  Para hacer nuestro trabajo con excelencia y buena actitud es necesario que nuestra vida personal esté en orden. Si nuestra vida familiar y personal está llena de problemas e inconvenientes, no nos podremos concentrar en hacer un buen trabajo. Haz lo necesario para que este aspecto de tu vida esté sano: invierte tiempo en conversar con tu pareja, pasar tiempo con tus hijos, frecuentar a tus padres o limar asperezas con un ser querido. 
  3. Respeta tu hora de comida. Tomar tiempo libre para comer es indispensable para todo trabajador, no sólo es el momento de consumir alimentos que aporten energía para terminar el día, también constituye un descanso a las horas fuertes de trabajo y permite ‘desconectarse’ un momento para recuperar la concentración. Las personas que suelen comer en su escritorio están cometiendo un grave error, significa que están pasando de 8 a 10 horas frente a la computadora y no es de extrañar que poco a poco desarrollen padecimientos  renales o gastrointestinales. Evita saltarte tu hora de comida, aprovecha ese tiempo para caminar, ir a un parque cercano, tomar aire fresco, conversar con tus compañeros o cualquier otra actividad que te relaje. Los beneficios son mayor productividad, concentración y bienestar.
  4. Toma vacaciones.  Aunque la carga de trabajo sea muy alta haz todo lo posible por tomar tus días de vacaciones y úsalos con inteligencia. En ocasiones salir de viaje puede ser tan estresante como la oficina, por ello es importante no saturar tus días libres con muchas actividades. Utiliza ese tiempo disponible para descansar, pasar tiempo de calidad con tu familia y relajarte, evita atender asuntos laborales: unos días lejos del estrés pueden ayudarte a recargar las baterías y regresar motivado al trabajo.
  5. Descansa de tus dispositivos móviles:  La tecnología es un gran aliado, pero también es cierto que puede afectar tu productividad y tu calidad de vida a nivel personal y familiar. Establece horarios para responder correos y mensajes de trabajo y cúmplelo. No sacrifiques horas de sueño por responder un correo o por quedarte viendo contenido vacío en redes sociales. 
  6. Busca la flexibilidad en tus lugares de trabajo: Las buenas empresas son las capaces de adaptarse a las necesidades de sus empleados, ayudándoles a trabajar más satisfechos y a ser más productivos. Algunos trabajadores preferirán las jornadas intensivas y otros, trabajar un porcentaje de sus horarios desde casa. Que la empresa sea capaz de ver las necesidades de sus trabajadores y satisfacerlas será muy valorado. 
  7. Celebra tus pequeñas victorias, a nivel profesional y a nivel personal: Celebra cada logro: cuando te encuentres fuera del trabajo, haz actividades que te hagan sentir realizado contigo mismo y encontrar paz. Pero también debes sacar el tiempo para descansar y ver las cosas con claridad al día siguiente.
  8. Evita la negatividad: Adoptar una actitud mental positiva y mantenerse alejado de las influencias negativas es esencial para adquirir la paz interior y la felicidad. Mantente alejado de la gente tóxica en la medida de lo posible. Practica la gratitud, evita criticarte todo el tiempo y haz todos los días algo que te haga feliz.

Lograr el balance entre vida personal y laboral es un reto que vale la pena asumir. Los resultados son muy positivos para el cuerpo, la menta y el espíritu dándote mejor estado de ánimo, más salud y productividad. Para ser un buen líder es indispensable gozar de una buena salud física y mental y solo es posible lograrla cuidando lo que hacemos con nuestro cuerpo de forma consciente. 

Categories
Innovación

8 diferencias entre los emprendedores antiguos y modernos ¿Cuál eres tú?

Si eres emprendedor debes saber que muchos se aventuraron antes que tú para crear su propio negocio. A través del ensayo y el error encontraron su camino y construyeron empresas exitosas que hoy son ejemplo de superación. Pero no llegaron ahí por casualidad: tuvieron que estudiar, esforzarse y, en muchos casos, luchar contra prejuicios y obstáculos.

Steve Jobs, Oprah Winfrey, Jeff Bezos, Serena Williams. Todos han visto de cerca el fracaso pero no dejaron de creer en su propósito y en lo que podían darle al mundo.

Sin embargo, las formas de llegar al éxito y de crear nuevos negocios han evolucionado. Crear un imperio exitoso no requiere las mismas aptitudes que hace 20 o 30 años. Los emprendedores modernos no son iguales a los de antes y te lo demostramos con estas características:

Tener vs. Ser: el emprendedor antiguo era materialista. El éxito se medía con posesiones y propiedades. Hoy en día vemos que las personas verdaderamente exitosas pueden tener una vida muy cómoda sin que eso signifique lujos y bienes materiales. El emprendedor exitoso moderno ve más beneficios en estar bien y ser una buena persona que en tener. Claro, la comodidad financiera es importante, pero si analizamos a los hombres y mujeres exitosos de la actualidad, veremos que no solo viven bien, se sienten bien y se encargan de ayudar a los demás y ser mejores seres humanos.

Jefes vs. Líderes: el liderazgo también ha evolucionado. El emprendedor moderno se ha olvidado de la antigua figura del jefe para convertirse en parte activa de su equipo. No tener “empleados” que cumplen un horario sino colaboradores que cumplen metas sin descuidar sus vidas personales y salud mental. Pasaron de mandar y pedir resultados a ser factores de colaboración en sus equipos de trabajo para lograr los resultados esperados.

Productos vs. Personas: en el pasado veíamos como el centro de las empresas era el producto que vendían. Todas sus estrategias se centraban en sus bondades, precio, cómo te cambiaría la vida. Ahora vemos que las empresas exitosas (y sus líderes) se centran en las personas: tanto el público como los trabajadores del equipo. Contar historias, darle espacio a lo que las personas quieren decir y transmitir ha sido una de las mejores estrategias para lograr el éxito.

Control vs. Confianza: parte del buen liderazgo es la confianza en los colaboradores. Los emprendedores antiguos preferían el control de cada proceso, lo que se traducía en estrés y lentitud. Los nuevos emprendedores confían en sus colaboradores, sus talentos y destrezas, dejándoles espacio para ser creativos y encontrar soluciones por su propia cuenta. Esto ha significado el nacimiento de ambientes de trabajo más ágiles y eficientes.

Yo vs. nosotros: el trabajo en equipo es fundamental para el éxito de las empresas. Los grandes emprendimientos nacieron con un equipo pequeño pero comprometido, que se comunicó de forma efectiva y respetuosa. Los emprendedores antiguos trabajaban más centrados en el individualismo y en el protagonismo. Mientras que el emprendedor moderno sabe que nada es posible sin el apoyo de un equipo de personas preparadas y con diferentes puntos de vista. Los logros son comunitarios y se celebran dándole mérito a quien lo merece. 

Resultados vs Camino: se hace camino al andar y los emprendedores modernos lo saben. Antes el foco estaba en los resultados sin importar las estrategias aplicadas ni lo que debía hacerse. Ahora el camino es importante y se hacen los cambios necesarios para que estén satisfechos tanto los clientes como el equipo. Aprender de cada paso para establecer manuales de operación es fundamental para tener un negocio exitoso.

Jerarquía vs. Redarquía: los emprendedores antiguos creían en las jerarquías y en el rol de jefes para controlar lo que sus empleados hacían. Hoy en día, los emprendedores confían en sus colaboradores y reciben abiertamente sus opiniones y sugerencias, formando una red de contribución dentro del equipo para llegar a los resultados esperados a través del intercambio de conocimientos. Para lograr el éxito en las empresas actuales no se piensa que nadie es más que nadie, todos tenemos conocimientos que pueden aportar y lograr la meta trazada.

Estructura vs. Apertura: cada vez vemos más empresas que confían en otras para cumplir con ciertos servicios y cubrir necesidades que ellos no están en capacidades de cumplir. Atrás quedaron las empresas con miles de empleados encerrados en una sola organización y le dieron paso a la colaboración entre empresas de distintos campos para cumplir con las metas. Cabe destacar en este punto a las organizaciones de procesos logísticos, marketing o producción que pueden establecer relaciones con otras empresas para lograr alianzas satisfactorias.

Como ves, la aventura de emprender no es algo nuevo y ha evolucionado con el paso del tiempo y el nacimiento de nuevas tecnologías y formas de trabajo. ¿Ya rompiste paradigmas para ser un emprendedor moderno? ¿Estás dispuesto a adoptar nuevas aptitudes para conseguir un mejor liderazgo y una empresa ágil y eficiente? Recuerda que aprender a llevar y liderar un negocio de forma exitosa es tarea de todos los días y requiere actualización constante, apertura y creatividad.