Categories
Logística Tecnología

7 tendencias tecnológicas para la óptima distribución de tus productos

No cabe duda de que el siglo XX se caracterizó por la aceleración y el avance de procesos tecnológicos más grande que ha experimentado la humanidad. La tendencia continúa para el actual siglo y más aún con la accesibilidad que las nuevas tecnologías de comunicación han brindado a los consumidores de productos y servicios. Razón por la cual debemos traducir los procesos de recepción y envíos de productos en rapidez y eficiencia, además de facilidad para su rastreo.

Algunas de las tendencias que las empresas de logística usan ya se han venido implementando desde principios del siglo pasado hasta la actualidad, y otras han surgido a lo largo de ese periodo. Lo importante es, como quién mantiene su hacha afilada, que estén actualizadas con la implementación de mejoras que con el tiempo han recibido. Otras tendencias obedecen a recursos que se han venido añadiendo a las nuevas tecnologías. Sin embargo, lo mas importante sigue siendo el recurso humano y la calidez que cada empleado le imprima a la atención de cara al cliente.

A continuación, te presentamos una lista de las herramientas que son fundamentales hoy en día para el óptimo desarrollo y funcionalidad de la operación que la logística realiza tras bambalinas y, también, de cara al cliente.

1. Identificación por radiofrecuencia (RFID)

La identificación por radiofrecuencia, o RFID (Radio Frequency Identification), es un ejemplo de esas tecnologías que fueron creadas en la primera mitad del siglo pasado, pero que aún conservan vigencia. La RFID fue desarrollada en la Segunda Guerra Mundial por parte de los aliados para identificar mediante radiofrecuencia a los aviones propios y no darles de baja por error. Actualmente se utiliza para la identificación y captura automática de información de un objeto por medio de ondas de radio que llega a etiquetas ubicadas en ese objeto y regresan con los datos requeridos.

Esta herramienta permite a las operadoras logísticas hacer un rastreo de manera más eficiente de sus envíos, además de:

  • Enviar los productos con mayor velocidad.
  • Incrementar la productividad.
  • Una mejor administración del inventario.
  • Mejorar el servicio al cliente.
  • Capacidad de competir con mejores precios de cara al consumidor.

2. Atención digitalizada con sentido humano

Una tendencia que cada vez toma más fuerza en la atención al cliente es el uso del chat. Los call centers ya no solo son centros de atención telefónica, sino que han entendido la dinámica del mundo en el que vivimos hoy para ofrecer servicios de recepción y atención de chats. Contratar los servicios de un outsourcing dependerá del flujo de clientes y los canales que se requiera, que entre más comunes, mejor.

Los consumidores prefieren aplicaciones como Facebook, Messenger, WhatsApp, Twitter o Instagram. Estos canales son totalmente válidos para el contacto directo por chat, pero requieren de especiales detalles para tener en cuenta:

  • Asegúrese de que el contacto se hace desde una cuenta corporativa, nunca desde una cuenta personal. Desde 2018, WhatsApp habilitó cuentas corporativas que permite a las empresas establecer saludos automáticos, ver estadísticas sobre sus mensajes y crear una página de perfil con horas de operación e información. Recuerde siempre tener una persona lista para la atención.
  • Una redacción impecable imprimirá seriedad a la compañía. La ortografía no es negociable, el estilo y el lenguaje con el que se le hable al cliente, sí lo es. No es lo mismo escribir mal a escribir con palabras que se acerquen al público objetivo, por lo que tenga presente tener el personal idóneo, o capacitado, para responder a los mensajes de sus clientes.
  • Facilite el contacto vía chat a través de la aplicación de la empresa o página web. A la hora de pensar en contactarse con la marca, el consumidor suele pensar en los aplicativos que existen de ella y busca un canal de chat por ese medio. Haga visible esa opción, ya sea en su app o página web.

3. Amigables con el medioambiente

La conciencia sobre el cambio climático ha cambiado los hábitos de consumo. Las personas voltean la mirada a las empresas que son amigables con el medioambiente. Y las autoridades han puesto la mirada en quienes no son sostenibles ambientalmente para imponerles más restricciones.

Es por esta razón que las empresas están empleando nuevas tecnologías que permitan reducir la huella de carbono generada por su actividad. En el caso de la logística, los vehículos llevan la mayor atención: coches eléctricos, sistemas que evitan el bloqueo de las ruedas y permiten reducir en 40% las distancias de frenado o remolques con equipos “inteligentes” que contienen computadoras que permiten que este se mueva de una manera más autónoma según la situación en la que se encuentre, así deja de depender del arrastre del cabezote y prevenir posibles volcamientos.

4. Las redes sociales guían el camino

El término path to purchase define el camino que los clientes deben recorrer para llegar al producto, y las redes sociales son la mejor miel para atraer a los consumidores. Pero, como siempre, no todo puede ser tomado a la ligera.

No basta con publicar fotos o historias nuevas en las cuentas corporativas. Y tampoco se pueden homogeneizar las diferentes redes sociales. Para cada una de estas herramientas existe un lenguaje y un protocolo. Es necesario tener un plan de interacción con el cliente que permita tener un feedback con él y despertar sentimientos que lo conduzcan al sitio de compra o que interactúe con la página, después de haber venido de una red social, y convertirse en un potencial cliente.

5. El correcto uso de los robots

Los robots han sido los grandes protagonistas desde el siglo pasado. Máquinas autónomas que pueden hacer de manera más fácil y ágil algunos de los procesos del día a día.

Estas herramientas evolucionan constantemente y las empresas de logística no pueden quedarse en el rezago de las tendencias. Sin embargo, todo dependerá del país en el que se encuentre la empresa y su músculo financiero. Actualmente se desarrollan modelos de vehículos automáticos no tripulados (drones) que entregan paquetes relativamente pequeños o robots con forma de arañas que son capaces de mover grandes paquetes dentro de los almacenes. El límite es el cielo.

En algunos países de Latinoamérica la apuesta a la robotización es más lenta, pero cada vez toma más fuerza. Ya hemos mencionado los sistemas de mensajería automática manejados por bots, a esto se le pueden añadir:

  • Robots de carga con movimiento en los tres ejes.
  • Robots Scara, con dos ejes de movimiento y se usan para la producción electrónica y clasificación.
  • Brazos robóticos que se usan en soldadura, pintura, paletizado o inspección.
  • Robots de logística. Se encargan de trasladar estanterías, palets y cajones.

6. Análisis de bases de datos por medio del Biga Data

Estamos hablando de bases de datos de un número tan grande como lo es el mercado que abarca nuestra actividad. Actualmente se calcula que estas bases de datos pueden almacenar hasta 50 Terabytes de información. Hacerse a estos datos es fácil, lo realmente importante de la Big Data es el uso que se le da a estos.

Con esta información podemos conocer hábitos de consumo de nuestro público objetivo: qué sitios frecuentan en la web y en otros espacios físicos, cuáles son sus preferencias y horarios, cuánto tiempo gastan en las redes sociales y sus preferencias en ellas.

El uso de esta herramienta también permitirá hacer análisis en la operación de la logística de la empresa:

  • Permitirá controlar los vehículos y también los almacenes en tiempo real.
  • Caracterizar cada producto según su oferta y demanda, de manera que podamos enfocarlo a un canal de venta específico y al cliente ideal.
  • La extracción de la información Big Data ayuda a la reducción del inventario y en la optimización de los activos de la empresa.

7. Internet de las cosas y la entrega de última milla

Internet es la herramienta más básica para el mundo moderno. Interconectar la gran mayoría de procesos involucrados en la cadena de suministros reduciría los costos operativos y ofrecería mayor visibilidad de los productos. La idea es tener una conexión permanente entre todos los elementos.

Cada vez que se va agudizando la tecnología digital, nuevos competidores, formas de hacer las cosas y nuevos productos van saliendo al mercado. En Quick procuramos estar al tanto de estas tendencias y ofrecer lo mejor para nuestros clientes. El servicio de última milla, que ofrecemos a través de nuestra Red de Quickers, nos permite entregar a nuestros clientes todos los productos adquiridos, o ventas realizadas, a través del e-commerce, así como los documentos de las empresas. La clave de la entrega de última milla es mantener un proceso de micro distribución asociado a los aplicativos móviles, como por ejemplo a través de la app de Quick App.

Sigue al tanto de las tendencias tecnológicas. El mundo avanza a pasos agigantados y en Quick continuaremos actualizando los medios para ofrecer los mejores servicios de manera eficaz y eficiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *