Categories
Innovación

7 consejos para lograr el equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal

Uno de los grandes enemigos de la productividad es el agotamiento. El conocido “Burn out” sucede cuando el estrés laboral y la rutina de trabajo nos consumen, dejándonos sin inspiración, creatividad, buen humor y capacidad de liderazgo efectivo. Lamentablemente este fenómeno es bastante frecuente, sobre todo en ambientes laborales con un ambiente retrógrado y sin flexibilidad. 

Para poder lograr ser productivos es esencial estar satisfechos con nuestro trabajo y “recargar baterías” para poder seguir haciéndolo con excelencia. 

Hoy queremos darte 5 consejos para encontrar el balance entre la vida laboral y persona sin morir en el intento: 

  1. Mantente en forma: llevar un estilo de vida saludable es la clave para encontrar un espacio de bienestar en nuestro día a día y un patrón de disciplina que nos puede ayudar en todos los aspectos. Tener una rutina de ejercicios 3 veces por semana y cumplir una dieta sana reduce los niveles de estrés, te da más seguridad, autoestima y energía para el día a día. Muchas veces por dejarnos consumir por el tiempo en la oficina, descuidamos nuestra alimentación, comiendo más comida chatarra y procesada que la que deberíamos. Estos productos afectarán tu bienestar físico, mental y emocional. 
  2. Resuelve tus problemas personales:  Para hacer nuestro trabajo con excelencia y buena actitud es necesario que nuestra vida personal esté en orden. Si nuestra vida familiar y personal está llena de problemas e inconvenientes, no nos podremos concentrar en hacer un buen trabajo. Haz lo necesario para que este aspecto de tu vida esté sano: invierte tiempo en conversar con tu pareja, pasar tiempo con tus hijos, frecuentar a tus padres o limar asperezas con un ser querido. 
  3. Respeta tu hora de comida. Tomar tiempo libre para comer es indispensable para todo trabajador, no sólo es el momento de consumir alimentos que aporten energía para terminar el día, también constituye un descanso a las horas fuertes de trabajo y permite ‘desconectarse’ un momento para recuperar la concentración. Las personas que suelen comer en su escritorio están cometiendo un grave error, significa que están pasando de 8 a 10 horas frente a la computadora y no es de extrañar que poco a poco desarrollen padecimientos  renales o gastrointestinales. Evita saltarte tu hora de comida, aprovecha ese tiempo para caminar, ir a un parque cercano, tomar aire fresco, conversar con tus compañeros o cualquier otra actividad que te relaje. Los beneficios son mayor productividad, concentración y bienestar.
  4. Toma vacaciones.  Aunque la carga de trabajo sea muy alta haz todo lo posible por tomar tus días de vacaciones y úsalos con inteligencia. En ocasiones salir de viaje puede ser tan estresante como la oficina, por ello es importante no saturar tus días libres con muchas actividades. Utiliza ese tiempo disponible para descansar, pasar tiempo de calidad con tu familia y relajarte, evita atender asuntos laborales: unos días lejos del estrés pueden ayudarte a recargar las baterías y regresar motivado al trabajo.
  5. Descansa de tus dispositivos móviles:  La tecnología es un gran aliado, pero también es cierto que puede afectar tu productividad y tu calidad de vida a nivel personal y familiar. Establece horarios para responder correos y mensajes de trabajo y cúmplelo. No sacrifiques horas de sueño por responder un correo o por quedarte viendo contenido vacío en redes sociales. 
  6. Busca la flexibilidad en tus lugares de trabajo: Las buenas empresas son las capaces de adaptarse a las necesidades de sus empleados, ayudándoles a trabajar más satisfechos y a ser más productivos. Algunos trabajadores preferirán las jornadas intensivas y otros, trabajar un porcentaje de sus horarios desde casa. Que la empresa sea capaz de ver las necesidades de sus trabajadores y satisfacerlas será muy valorado. 
  7. Celebra tus pequeñas victorias, a nivel profesional y a nivel personal: Celebra cada logro: cuando te encuentres fuera del trabajo, haz actividades que te hagan sentir realizado contigo mismo y encontrar paz. Pero también debes sacar el tiempo para descansar y ver las cosas con claridad al día siguiente.
  8. Evita la negatividad: Adoptar una actitud mental positiva y mantenerse alejado de las influencias negativas es esencial para adquirir la paz interior y la felicidad. Mantente alejado de la gente tóxica en la medida de lo posible. Practica la gratitud, evita criticarte todo el tiempo y haz todos los días algo que te haga feliz.

Lograr el balance entre vida personal y laboral es un reto que vale la pena asumir. Los resultados son muy positivos para el cuerpo, la menta y el espíritu dándote mejor estado de ánimo, más salud y productividad. Para ser un buen líder es indispensable gozar de una buena salud física y mental y solo es posible lograrla cuidando lo que hacemos con nuestro cuerpo de forma consciente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *