Categories
Logística

¿Qué es el Just in Case?

Just in Case

¿Qué  es Just in Case ?

El modelo Just in Case , es una estrategia de gestión de stock que se caracteriza, básicamente, por almacenar grandes cantidades de productos sin importar la demanda, evitando el riesgo de tener una rotura dentro del mismo. Caso contrario al Just in Time , en donde la mano de obra, materiales y productos son requeridos en el momento exacto.

(Si quieres saber más acerca de éste tema, visita nuestro blog ¿Qué es el Just In Time?)

A decir verdad, antes de que apareciera el modelo Just in Time, todas las empresas trabajaban bajo un modelo de gestión Just in Case, acumulando grandes cantidades de productos terminados en sus estanterías. Sin embargo, el JIT, hizo que muchas empresas se replantearan sus cadenas de suministro, ahorrando numerosas sumas de dinero que podrían ser invertidas en otros aspectos de la compañía. 

El método JIC, le facilita a las compañías que lo aplican, tener un stock disponible ante un alto volumen de trabajo inesperado, satisfaciendo las necesidades del mercado en cualquier momento. La producción Just in Case también es conocida como sistema de producción push, la cual se caracteriza por tener mínimos costos de fabricación, esto debido a que se puede producir por adelantado y a gran escala.

Si damos un vistazo a lo que fueron los primeros meses de pandemia, nos podemos encontrar con una escasez de suministros médicos a nivel mundial. La emergencia sanitaria necesitó todo tipo de ayudas para subsistir a un momento de la historia para el cual ninguna empresa estaba preparada. No obstante, aquellas que venían desarrollando un modelo de producción Just in Case, tuvieron un aliento de más a diferencia del resto. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del Just in Case?

El método JIC asume el rol de mantener una sobreproducción en su almacén a cambio de garantizar disponibilidad de sus productos en todo momento, el cual suele implementarse en compañías donde la previsión del mercado es complejo, si bien por las características del sector o por circunstancia internas (falta de operarios, desabastecimiento, etc).

En este sentido, el Just in Case es destacado por:

  • Tener a disposición del cliente un amplio stock de seguridad.
  • Optar por una mayor planificación de gastos e inversión a lo largo del año.
  • Gestionar, de forma eficiente, la demanda del mercado.
  • Evita escenarios vulnerables ante disrupciones que se puedan presentar en la cadena de suministro.

La desventaja más significativa del modelo de gestión de stock Just in Case, es que implica altos costos de almacenaje en comparación al JIT, lo que puede resultar un problema a la larga para compañías que operen con heterogeneidad de unidades de carga, productos de tamaño irregular o alimentos perecederos. 

Muchos se preguntaran cuál método de gestión de stock es mejor, si el JIC o el JIT, pero la verdad es que el uno es tan necesario como el otro, dependiendo de la actividad económica de la compañía y el flujo de trabajo que se maneje durante todo el año.

¿Quieres saber más sobre Just in Case?
Te invitamos a visitar nuestra página Web y conocer lo que expertos en logística están dispuestos a realizar por ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *