Categories
Innovación

La distribución se adapta a nuevos hábitos de consumo

hábitos de consumo

La distribución de mercancía se han venido transformando bajo las exigencias del cliente. La flexibilidad de las empresas de logística y transporte, ha sido clave en sus operaciones. Y es que, aunque el comercio electrónico aumentó significativamente su índice de ventas en cada país del mundo, los usuarios y compradores han optado por su comodidad y beneficio: Desplazamientos más cortos, comodidades de pago, entregas Same Day y Next Day, son algunos ejemplos de los nuevos hábitos de consumo que se experimentan hoy en día. 

Las expectativas de servicio son cada vez más altas. Los usuarios y compradores le exigen a su proveedor de confianza rapidez, facilidades de entrega y control, en una experiencia de compra que mezcla las modalidades presencial y digital.

A estos hábitos de consumo, se le suma el elevado precio de los commodities, los extensos plazos de entrega de materia prima en las compañías y el incremento del combustible, sin mencionar, las medidas de bioseguridad exigidas en los principales puertos de Europa y Asia. 

Se pensaba, que los hipermercados a las afueras de la ciudad eran una gran inversión para aquellas marcas que buscaban ampliar su red de negocios. Y si, era una gran inversión. El costo del suelo era mucho más económico que el de la ciudad, al igual que su arrendamiento, por no hablar del flujo de vehículos entrando y saliendo sin ningún tipo de  complicaciones. No obstante, de dos años para acá, los supermercados más pequeños y de proximidad, se recuperan, y no conformes con eso, se posicionan por encima de los hipermercados. 

Evidentemente, el abrir grandes bodegas a las afueras de la ciudad, ya no es una opción viable.  Las empresas, comienzan a darle apertura a nuevos formatos de tiendas. Solo en el 2020, los comercios de proximidad o las conocidas “tiendas de barrio”, aumentaron su cuota de mercado en un 1.2 puntos.

Si se hace una breve comparación entre un hipermercado y el supermercado, puede existir una diferencia abismal por el tipo de productos que se ofertan en el primero más no en el segundo. Sin embargo, el supermercado, permite comprar los productos básicos de la canasta familiar a una proximidad relativa de los consumidores. 

“La sociedad parece estar modificando sus hábitos de compra y eso, por tanto, hace que las empresas de distribución debamos hacer lo propio al estar en contacto directo con el cliente. En este sentido, la pandemia ha hecho que ciertos hábitos se hayan modificado. Se aprecia claramente que, en parte motivado por las restricciones a la movilidad, el consumidor ha optado por los supermercados de proximidad” 

Tomado de: Crónica Vasca Del hipermercado a la proximidad, los nuevos hábitos de consumo a los que se adaptan las cadenas.

La importancia de la Tecnología en los hábitos de consumo

Antes que nada, la compañía deberá realizar una planeación estratégica con el fin de analizar las necesidades y hábitos de consumos de su público objetivo, las cuales varían en función del momento y el tipo de compra a generar. Sin esto, se estaría ejecutando una planeación de excesos, sin un rumbo fijo y de gasto innecesario. Por ello, la tecnología y los datos juegan un rol determinante en el planning. 

Si se toma como base las necesidades de los consumidores, se pueden identificar diversas propuestas de valor de forma colaborativa, involucrando diferentes áreas, en donde se podrá definir el modelo logístico, con el fin de segmentar, todos los niveles de la operación: Servicios, productos, clientes, proveedores y los propios circuitos logísticos. 

Al obtener las segmentaciones de forma detallada, se tendrá como resultado, un modelo de negocio más flexible, ágil y capaz de adaptarse a hábitos de consumo cada vez más cambiantes. 

Data, funcionalidad de entrega

Se dice, que los datos son el oro del siglo XXI, y cuanta razón existe en esta afirmación. Al hacer un uso intensivo de los mismos, a través de soluciones sofisticadas de Machine Learning e Inteligencia Artificial (AI), te permitirá tomar decisiones de una forma más rápida y objetiva, en donde no sea sólo la experiencia del proceso de compra la que cuente. 

Para que todo esto sea posible, es necesario ubicar al cliente en el centro de todo, generando una integración de los sistemas, en donde se podrá tener una visibilidad completa de la supply chain, dado que, no es tarea fácil gestionar cadenas de suministro tan complejas por separado.

No cabe duda de que las nuevas tecnologías se hacen indispensable para la operación, teniendo en cuenta que el consumidor ha venido desarrollando una transición de lo físico a lo digital, y en donde la transformación de las cadenas de valor, han sido impulsadas por un capital económico significativo para poder satisfacer a plenitud las necesidades de los clientes. 

¿Quieres saber más?

Te invitamos a conocer nuestro proceso de Distribución Urbana apoyado en las mejores soluciones logísticas aquí .