Categories
Logística Sostenibilidad

Logística verde

Logística verde

¿Qué es logística verde?

Como su nombre lo dice, la logística verde busca contribuir a mantener el color verde de la naturaleza, es decir, a su protección. Así como a pequeña escala realizamos acciones de reciclaje, ahorro de agua y otras actividades sostenibles, así mismo se ha llevado esta iniciativa a la logística. 

Según la Agencia Internacional de la Energía, el transporte de mercancía causa el 10% de las emisiones de dióxido de carbono de todo el mundo y el 75% de ellas proviene del combustible que queman los camiones al movilizarse.

Ante estas vergonzosas cifras, todos los involucrados en la cadena de suministros se han planteado la posibilidad de renovar sus procesos para hacerlos sostenibles y al mismo tiempo, rentables.

Se tiene el temor de invertir en logística sostenible debido a los altos costos de una política con responsabilidad ambiental, sin embargo, a continuación veremos cómo ser 100% verdes sin perder rentabilidad.

Acciones para tener una logística verde sostenible

Vehículos ecoamigables

El primer paso en la transformación verde es, sin lugar a dudas, el remplazo de los vehículos actuales por unos que sean ecoamigables.

En el 2021, Quick incorporó a su flota, vehículos eléctricos, los cuales ofrecen una variedad de ventajas: producen cero emisiones de CO₂, generan menor contaminación auditiva, aumenta la autonomía en kilómetros, mejoran la capacidad de carga y contribuyen a la reducción de la huella de carbono.

No solo los autos eléctricos son una manera de reducir las emisiones de CO₂, también lo son los drones, los bots, las bicicletas e incluso, más dark stores en una ciudad, las cuales ayudan a reducir el número de vehículos porque hay mayor cercanía entre el consumidor y el producto.

Y si aún prefieres los vehículos eléctricos, la buena noticia es que en Colombia, en 2021, el número incrementó un 194,8% respecto al 2020 y en la actualidad se sabe que hay 6.418 autos eléctricos, 183 electrolineras y 420 conectores. Es decir, un motivo más para sumarse a la tendencia eléctrica.

Almacenes sostenibles

Un almacén sostenible debe ser capaz de utilizar fuentes de energía alternativa y tener un sistema de aprovechamiento de los residuos, como lo hizo Colgate-Palmolive en una de sus sedes en Canadá, remplazando el uso de energía eléctrica y de carbono por energía solar.

Otro ejemplo de almacén sostenible lo tiene FEMSA, gracias a su política de reducir, reutilizar y reciclar. FEMSA recolecta los productos dañados en las tiendas para ser transformados en los centros de distribución, demostrando que es posible tener una logística verde y ahorrar costos operativos.

Otras formas de conseguir un almacén sostenible es a través de la reestructuración de la infraestructura, la utilización de vehículos ecológicos internamente, la automatización y la ubicación de las dark stores. 


Para más información sobre almacenes sostenibles, visita nuestro blog.

Empaques sin plástico

En un estudio del 2021, Sifted reveló que el 91% de los encuestados quiere tener un botón de envío ecológico al hacer una compra por internet; y el 57% de ellos está dispuesto a pagar un valor adicional por tener esta opción.

Las estadísticas nos muestran que las empresas tienen una gran oportunidad para ofrecer a sus compradores productos en empaques ecológicos, sin que esto les represente cotos adicionales que no podrán mantener en el futuro.
Sin embargo, el camino aún es largo. Otro estudio realizado por ParcelaLab mostró que el 52% de 50 marcas entrevistadas, utilizaron envases de plástico en los envíos. Un claro ejemplo de que quien adopte este modo de logística verde, será el primero en ver los beneficios en reputación y en contribución a la huella de carbono.

Automatización

A mediados del 2022, Quick fue ganador del segundo premio de sostenibilidad entre 188 proveedores de Aliar S.A. y La Fazenda, quienes galardonaron a la compañía por alcanzar un 88% de cumplimiento.

Quick es una red logística con la habilidad de apoyar la responsabilidad ambiental de otras empresas, gracias a su gestión 24×7.

Con un software que favorece la automatización como el de Quick, es más fácil optimizar el número de viajes que realiza un solo vehículo en rutas ya planeadas que garantizan un menor gasto de combustible. Así mismo, apoya la logística inversa en la que se trabaja a raíz de la demanda. 

Entre otras muchas ventajas, la automatización puede traer un mayor grado de control sobre las operaciones y por ende, menos gastos, detección temprana de fugas de dinero y un monitoreo de la calidad de los procesos, productos o vehículos.

En un momento como el actual, toda la logística debería ser verde, pues somos testigos de las graves consecuencias del calentamiento global. Hoy en día, países como Estados Unidos, España y Australia viven veranos tan calurosos que los bosques se incendian y se debe racionar el agua. Mientras tanto, la época de lluvias en nuestro país causa inundaciones y derrumbes.

La logística verde no es el futuro, es el ahora para todos los que deseamos proteger nuestro planeta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *