Categories
Logística

¿Qué es y cuáles son los beneficios del Ciclo Deming?

ciclo deming
ciclo deming

Ciclo Deming o también conocido como PDCA, por sus siglas en inglés (Plan, Do, Check y Act), es un proceso orientado a la mejora continua, el cual se compone de cuatro etapas, en donde, al llegar a la última fase, se deberá comenzar de nuevo todo el proceso con un único objetivo: Promover la autoevaluación continua. La cual te permita identificar errores, fallas o contratiempos en la gestión del trabajo en equipo. 

“Cabe destacar, que el ciclo Deming es utilizado por las empresas que buscan incrementar sus estándares de calidad y funcionar de manera más eficaz. Si se usa correctamente puede ayudar a que las empresas mejoren sus niveles de rendimiento y productividad.” (Tomado de: Economipedia – Ciclo Deming).

Etapas del Ciclo Deming

El PDCA o PHVA (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar), por su traducción al español, te da la posibilidad de reevaluar los procesos de tu empresa una y otra vez hasta el punto que tus necesidades lo requieran.

A continuación, te mencionamos las 4 etapas del Ciclo Deming:

  1. Planificar (Plan): Tal vez sea la fase más influyente, dado que, mediante la realización de grupos de trabajo, encuestas realizadas a los colaboradores y la inclusión de nuevas tecnologías, se deberá definir: 
    1. El problema o dolor a solucionar.
    2. Objetivos a alcanzar.
    3. KPI´s de control.
    4. Métodos y herramientas a emplear para desarrollar el proceso.
  1. Hacer (Do): Punto en el que es llevado a cabo lo ya especificado en el plan. En la mayoría de los casos, es aplicada una prueba piloto para analizar a detalle, las modificaciones empleadas. Dicha fase incluye:
    1. Aplicar y verificar las acciones previamente planeadas.
    2. Agregar las modificaciones al plan inicial en caso de haber sido reestructurado durante el proceso.
    3. Registrar cada una de las acciones realizadas en el proceso de cambio.
  1. Controlar (Check): Luego de cierto tiempo de que las modificaciones estén andando sin ninguna novedad, en la tercera etapa del Ciclo Deming se deberán medir los resultados con base en los indicadores de gestión (KPI´s), seleccionados para cada objetivo. Tales resultados, te dirán qué tan eficiente fueron las modificaciones empleadas en tu gestión empresarial.
  1. Actuar (Act): Siendo la última etapa del Ciclo Deming, es el punto en el que se toman acciones sobre los resultados obtenidos. Si hubo inconsistencias durante el proceso, se deberán aplicar correctivos de mejora. Si por el contrario, el proceso resultó ser todo un éxito, se dejará un registro (si se puede por escrito), y se integrarán dentro de los procesos empresariales a partir de la fecha en la que culmine el proceso. 

¿Cuáles son los beneficios del Ciclo Deming?

Indudablemente, la optimización de tiempos y costos dentro la organización, hacen parte de los beneficios que el Ciclo Deming le puede llegar a proporcionar a tu compañía; sin embargo, no termina ahí:

  • Mejora continua – Gracias a la integración del Ciclo Deming, el área de logística podrá establecer cambios y modificaciones de forma periódica para que sus procesos sean más ágiles y eficientes.
  • Mayor productividad – El PDCA le permite a las compañías encontrar soluciones oportunas a errores, fallas o inconsistencias de la cadena de suministro.
  • Un proceso ilimitado – Como dice aquel dicho “El techo es el cielo”. Aquí no hay un límite, se podrá repetir una y otra vez hasta que tu compañía sea el mejor lugar para trabajar.

En conclusión, se podría afirmar que las compañías que optan por aplicar el Ciclo Deming, son más competentes, rentables y mejoran sus índices de servicio a mediano y largo plazo, aumentando de forma significativa la experiencia del cliente.

¿Quieres saber más sobre el Ciclo Deming?

Te invitamos a visitar nuestra página Web y conocer lo que expertos en logística están dispuestos a realizar por ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *